Consejos a un empresario para enfrentarse al Covid 19.

Medidas fiscales aprobadas por decreto urgente – Coronavirus
29 marzo, 2020
Ampliación del plazo para presentar declaraciones tributarias 1T 2020
15 abril, 2020

Consejos a un empresario para enfrentarse al Covid 19.

Consejos a un empresario para enfrentarse al Covid 19.

Estamos viviendo actualmente una situación muy complicada, y novedosa, como consecuencia del impacto que ha ocasionado las medidas de confinamiento, y cese de actividades, impuestas por los gobiernos “mundiales” para contener la propagación, entre la población, del Covid 19.

Existen sectores económicos que no se han visto excesivamente afectados, pero existen otros, que están siendo muy castigados, y que son el motor económico de muchas localidades de nuestro país (vinculadas al turismo, restauración, hostelería..).

Debe tenerse en cuenta, que las disposiciones legales aprobadas por el gobierno de España, en beneficio de empresas y autónomos (Expedientes de regulación de empleo, aplazamiento pago de impuestos, préstamos ICO..) son medidas con una proyección cortoplacista orientadas en “garantizar” en las empresas cierto nivel de tesorería, para que éstas, puedan afrontar algo mejor su futuro inmediato (una vez dejen de estar en vigor las actuales medidas de confinamiento). Son medidas válidas, pero que sólo serán eficaces en el supuesto de que todo volverá a la normalidad a corto y/o medio plazo. Pero, ¿y si las cosas no vuelven a ser como antes? ¿ como deberían de actuar los empresarios?

No sabemos con certeza cuando volverá todo a la normalidad, ni tampoco cuales son los cambios que se avecinan, lo que sí nos gustaría advertir a los empresarios, es que estén muy alerta en los tres próximos meses (control de ingresos), eviten en la medida de lo posible endeudarse por encima de sus posibilidades, y no pequen de “optimismo”. Teniendo en cuenta esas tres advertencias, todo empresario estará en una posición privilegiada para enfrentarse mejor al futuro inmediato.

Por experiencia profesional suelo detectar que los empresarios españoles pecan de excesivo optimismo. Cuando detectan una reducción considerable de los ingresos de su negocio, suelen pensar que es pasajero, que todo se arreglará. La primera medida que suelen adoptar es ajustar la plantilla y/o acuden a financiación bancaria, y cuando le resulta imposible hace frente al pago de los préstamos y nóminas, o cuando sufren embargos (inclusive derivaciones de responsabilidad dictadas por la agencia tributaria) es cuando “asumen” que tienen un problema, momento en el cual acude a un abogado y/o asesor fiscal, para que les asesore de las alternativas existentes para salir de esa situación.

Yo soy de la opinión de que la base para ser un buen empresario es anticiparse a los problemas, y/o poner solución lo antes posible, actuando así, estarán en mejor situación para afrontar el futuro.

En muchas ocasiones, la solución para evitar, o sortear, una situación de crisis económica por el empresario, se consigue complementando las medidas expuestas anteriormente (alerta, endeudamiento, optimismo) con otro tipo de medidas complementarias, como por ejemplo el ajuste de la estructura de negocio, la especialización, adaptación de la producción, o servicios, a las circunstancias existentes, la colaboración con otros empresarios del mismo sector y/o la fusión con otras empresas. En otras ocasiones, estos ajustes no pueden ser llevados a cabo, por lo que el empresario, deberá de adoptar otro tipo de medidas para salvaguardar su patrimonio personal y empresarial.

En ese otro tipo de medidas, a las cuales podría acudir un empresario, para afrontar una situación de insolvencia (falta de tesorería, o déficit patrimonial) está el denominado CONCURSO DE ACREEDORES.

Un concurso de acreedores es un procedimiento legal que se origina cuando una persona física o jurídica deviene en una situación de insolvencia en la que no puede hacer frente a la totalidad de los pagos que adeuda. Mediante esa figura (siempre que se inste cuando la situación de insolvencia no sea grave) el empresario, o empresa, puede conseguir una reducción del pago de las deudas de sus acreedores parcial o total, así como la viabilidad o supervivencia de su negocio.
Fiscalex Asesores Fiscales y Legales, es un despacho multidisciplinar especializado en asesoría fiscal, análisis de viabilidad de empresas, y concurso de acreedores, donde estaremos encantados de poder ayudarle. Nos encontramos en Marbella, Calle Nuestra Señora de Gracia 4, 1º-1
Gustavo Adolfo Murillo González
Abogado y Economista.